Estudio demuestra que conducir estresado aumenta un 28% el riesgo de accidente

Un estudio reciente realizado por BP, Castrol y el Race ha demostrado que conducir estresado aumenta el riesgo de sufrir un accidente de tráfico en un 28 por ciento. Esto es debido a que al aumentar los nervios disminuye la aversión al riesgo.

Estos resultados se han obtenido mediante la medición a través de neurotecnología, monitorizando los comportamientos y respuestas de las personas objeto del estudio.

Otros resultados obtenidos demuestran que bajo los efectos del estrés se reducen un 12% la concentración, lo que se traduce en aumento del tiempo para la toma de decisiones, y un 66% la capacidad de recordar el trayecto realizado, tanto en la memoria a corto como a largo plazo.

Maniobras más bruscas y agresivas, así como un aumento de la tensión muscular y de la fustración del conductor, fueron otros síntomas detectados.

Según datos de la DGT, durante esta época se realizarán más de 89 millones de trayectos, con situaciones desfavorables como el calor, aglomeraciones y el propio estrés.

Nosotros

Mutua colaboradora con la Seguridad Social nº 39, es una entidad sin ánimo de lucro autorizada por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social para ofrecer sus servicios a los asociados en relación a la gestión de la Seguridad Social.

Suscribete a nuestra newsletter