×
Utilizamos cookies propias obligatorias para el acceso al área privada y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mejorar nuestros servicios.
Para aceptar todas las cookies, pulsa el botón Aceptar. Para denegar las cookies de terceros, pulsa el botón Denegar. 

    

ES / CA
canviar a
català

Recursos

Blogs

Los trabajadores a tiempo completo cobran un 50% más por hora

Los trabajadores con un contrato a tiempo completo cobran un 50% más por hora que los empleados a tiempo parcial. Ésta es una de las conclusiones que se puede extraer de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral del Instituto Nacional de Estadística (INE) ## recogida en El País. Según la encuesta, un empleado a jornada completa cobra a 15,43 euros la hora; mientras que uno a jornada parcial, lo hace a 10,23 euros.

El estudio también pone de manifiesto que los salarios siguen bajos en España. Entre marzo y junio, el sueldo medio –que incluye salario base, complementos, pagos por horas extraordinarias y atrasos, todo medido en términos brutos- se mantiene en 1.929,58 euros. Tampoco se ha movido (solo el -0,1%) el coste laboral conjunto —salario, cotizaciones, indemnizaciones, retribuciones en especie— que se situó en 2.580,64 euros.

Esta diferencia salarial entre jornadas podría ser una de las razones por las cuales el empleo a tiempo parcial está al alza. De hecho, el trabajo por horas ya supone el 16,4% y los contratos indefinidos a jornada completa han dejado, desde hace meses, de suponer más del 50% de las altas registradas en la Seguridad Social. Según los datos del INE, alguien que tiene un empleo por horas cobra una media de 184 euros a la semana, puesto que trabaja casi 18 horas efectivas en ese periodo; mientras que quien tiene un empleo a jornada completa gana semanalmente 522.

Finalmente, en los datos, se observa que los sueldos prolongan la debilidad mostrada desde 2010. No obstante, este año los precios están congelados. En los ocho primeros meses del año, el IPC medio se ha mantenido en el 0%. Eso hace que los sueldos no pierden poder adquisitivo.