×
Utilizamos cookies propias obligatorias para el acceso al área privada y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web y mejorar nuestros servicios.
Para aceptar todas las cookies, pulsa el botón Aceptar. Para denegar las cookies de terceros, pulsa el botón Denegar. 

    

ES / CA
canviar a
català

Recursos

Blogs

Recomendaciones para evitar y controlar la alergia primaveral

Con la llegada de la primavera arranca también la temporada de alergias. La alergia es una reacción de carácter respiratorio, nervioso o eruptivo, de nuestro sistema inmunológico a ciertas sustancias que percibe como agentes nocivos.

En los últimos años se está experimentando un aumento considerable en el número de personas que padecen enfermedades alérgicas, ya sean respiratorias o alimentarias.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), las enfermedades alérgicas están entre las seis patologías más frecuentes. Cada vez se diagnostican más casos de alergia en los países desarrollados, que afectan a todas las edades.  

La alergia primaveral suele estar asociada a la alergia al polen, y en muchas ocasiones también a los ácaros. Con la llegada de la primavera las plantas desarrollan la polinización, lo cual hace aumentar los síntomas de la alergia primaveral: estornudos, conjuntivitis, dificultades respiratorias, etc.

 

¿Qué podemos hacer para controlar la alergia primaveral y minimizar los síntomas?

  • Evita parques y jardines y zonas con plantas, árboles y/o vegetación.
  • Al amanecer y al atardecer la concentración de polen es mayor, por lo que evita salir a la calle en estas horas.
  • Usa gafas de sol cuando estés en el exterior, para proteger tus ojos del polen.
  • Ventila la casa a diario pero mantén las ventanas cerradas para evitar que el polen entre en casa, especialmente al amanecer y al atardecer.
  • Usa filtros antipolen en el aire acondicionado del hogar, y también en el sistema de aire acondicionado del coche.
  • Extrema la limpieza y evita la concentración de polvo en la casa.